LA FILOSOFÍA DEL CARACOL

¡¡Esta semana en la Clínica de Isabel Menéndez Benavente nos hemos convertido en caracoles!!

Hemos visto que podemos aprender mucho de ellos.

  • Las tareas es mejor hacerlas despacito y atendiendo, porque si vamos muy rápido ¡podemos pasar por alto muchas cosas!
  • Cuando nos enfadamos mucho, podemos hacer como ellos, y controlarnos yéndonos a nuestra habitación, por ejemplo, a tranquilizarnos (¡nuestra casita!).
  • Además, si aprendemos a movernos con calma, ¡¡estaremos más tranquilos relajados!!IMG_3251 IMG_3246  IMG_3248 IMG_3249 IMG_3250

Con esta actividad hemos trabajado la psicomotricidad fina (haciendo figuras con la plastilina), la relajación (practicando respiraciones lentas y profundas) y el autocontrol con autoinstrucciones.

Anuncios

2 pensamientos en “LA FILOSOFÍA DEL CARACOL

    • Hola Ana.
      Las autoinstrucciones que hemos empleado en este caso, al ser niños pequeñitos, eran muy sencillas, y tiene el objetivo de autocontrolar el enfado o la rabia:
      – Soy un caracol, me estoy enfadando…
      – Voy a contar diez mientras me meto en mi casita.
      – Voy a respirar profundo en mi casita.
      – Si estoy ya calmado, puedo salir a tomar el sol.

      Me gusta

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s