El precio de intentar ser perfecto

Para la mayoría de nosotros, el perfeccionismo es una cualidad positiva, un afán de lograr más y mejores cosas y de conseguir el éxito; sin embargo, cuando esta tendencia por hacerlo todo perfecto nos produce nerviosismo, estrés o insatisfacción, deja de ser una característica positiva para convertirse en un problema.

Pero, ¿Qué es el Perfeccionismo? Es la creencia de que se puede y se debe alcanzar la perfección y de que cualquier cosa por debajo de ese ideal es inaceptable. Así, las personas perfeccionistas tienden a mejorar indefinidamente un trabajo y manifiestan gran dificultad para considerarlo terminado.

Generalmente, el perfeccionismo se ha relacionado con la inseguridad, el temor al rechazo, la necesidad de tener la aprobación de los demás, la baja autoestima,  la actitud crítica hacia uno mismo y los demás, el pensamiento extremista de “todo o nada”, la tendencia a considerar los errores como fracasos y a valorarse en función de los fracasos o éxitos conseguidos.

De esta forma, el afán perfeccionista desencadena una serie de Consecuencias para la vida de la persona, entre las cuales están:

  • La Procastinación o la actitud de postergar o dejar para otro día tareas, excusándose en que las condiciones del momento no son las adecuadas o idóneas para comenzar a hacerlas.
  • El Miedo al fracaso, falta de implicación en actividades o tareas por miedo a cometer errores o no llevarlas a cabo de forma que consideran ideal.
  • El Pensamiento extremista, tendencia a considerar que las cosas están bien o mal hechas, que se tiene éxito o fracaso y que no existen puntos intermedios.
  • La Insatisfacción permanente con los resultados de un trabajo y tendencia a elevar los requisitos para dar una acción por buena o acabada.
  • La Minuciosidad a la hora de establecer planes y falta de flexibilidad para realizar modificaciones de éstos.
  • Alteraciones emocionales como ansiedad, estrés o desánimo.

Si consideras que el perfeccionismo podría estar afectando a tu vida, los siguientes Consejos podrán ayudarte:

  • Reflexiona sobre cómo influye el perfeccionismo en diferentes áreas de tu vida (personal, familiar, laboral, social…)
  • Entiende que es imposible “hacerlo todo perfecto” y que equivocarse o cometer errores es de humanos
  • Haz una revisión sobre los errores que has cometido y sé consciente de que la mayor parte de éstos no han tenido consecuencias terribles o has tenido la oportunidad de corregirlos
  • Diferencia entre tratar de mejorar cuando es posible y tener que hacer las cosas perfectas
  • Evita compararte con los demás
  • Establece metas que sean alcanzables y determina un límite razonable de tiempo y energía para el logro de tus objetivos
  • Evita planificar demasiado y sé flexible cuando sea necesario
  • Evalúa tus propósitos en relación al punto de partida y no a la consecución del objetivo final ya que, a veces, éste no es preciso
  • Sé consciente de que tomar una decisión no implica disipar todas las dudas sino apostar por una opción
  • Valórate y quiérete como persona independientemente de tus éxitos o fracasos

El perfeccionismo es la creencia de que nada de lo que hagamos

será nunca lo bastante bueno”

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s