Procrastinar: el arte de no hacer lo que debes

¿Cuántas veces te has propuesto metas u objetivos que luego nunca has cumplido? ¿O te has dicho “de mañana no pasa” y una semana después la situación sigue igual? Cuando pospones realizar una tarea que debes hacer estás procrastinando, es decir, dejando para mañana (o más tarde) lo que puedes o debes hacer hoy.

La procrastinación tiene su origen en el perfeccionismo, las inseguridades, la dificultad de la tarea o la desmotivación. Es posible que no queramos hacer eso que debemos porque creemos que no seremos capaces de obtener un resultado plenamente satisfactorio para nosotros, porque pensemos que no seremos capaces de hacerlo, tal vez porque consideremos que es algo que nos requerirá mucho esfuerzo y no nos vemos con fuerzas para intentarlo o porque simplemente se trata de una tarea aburrida que queda rápidamente en segundo plano en cuanto aparece en escena un estímulo más interesante.

El problema surge cuando fruto de esa inacción surge en nosotros un fuerte sentimiento de culpabilidad por no haber hecho lo que debíamos, quizá nos sentimos ansiosos porque vemos que no cumplimos los plazos establecidos o simplemente discutimos con las personas de nuestro entorno profesional o familiar por no haber actualizado aquellos datos o dejar en el garaje aquella vieja bici que hace tiempo que deberíamos haber tirado.

Nuestra psicóloga Isabel Menéndez nos da algunos consejos para no procrastinar y aprovechar mejor nuestro tiempo, evitando así la sensación de culpa y las discusiones con los demás.

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s