El árbol de la autoestima

La autoestima es la valoración que una persona hace de sí misma en función de sus pensamientos, sentimientos y experiencias. Tener una buena autoestima no es sinónimo de éxito, pero sí es el primer paso para conseguir nuestros objetivos y afrontar con confianza los distintos desafíos de la vida. La actividad que os planteamos hoy resulta muy útil para evaluar y potenciar la autoestima de nuestros pacientes, y está recomendada para todas las edades. Consiste en dibujar un árbol que tenga frutos, ramas y raíces, e ir escribiendo una serie de cosas en cada una de las partes.

Las raíces representan nuestros valores y cualidades. Deben estar bien arraigadas y sujetas al suelo. Si un árbol enraiza firmemente en un suelo fértil, crecerá sano, fuerte y dará fruto. Si las raíces son débiles, no podrá desarrollarse y mostrar todo su potencial. En este apartado debemos escribir todas las cualidades que tengamos, también las físicas. ¿Soy generoso? ¿Leal? ¿Creativo tal vez? ¿Tengo unos ojos bonitos? ¿Sonrío y soy alegre?

Las ramas, si crecen sanas, son las que nos permitirán conseguir los frutos. Aquí debemos apuntar todas las cosas que se nos dan bien, las cosas en las que podemos destacar o aquellas para las que “hemos nacido”. Se me da bien cantar, escuchar a los demás, juego bien al fútbol, tengo buena oratoria, se me dan bien las matemáticas, tengo mucha imaginación, soy buena escribiendo, etc.

Por último, pero no menos importante, encontramos los frutos, esos que tanto nos ha costado conseguir, que tienen su base en las raíces y requieren de las ramas para poder darse. No tienen por qué ser grandes gestas, basta con que sean cosas importantes para nosotros. He aprobado esta asignatura tan difícil para mí, he superado el miedo a las alturas, aprendí a montar en bici sin ruedines, saqué adelante un proyecto complicado, fui capaz de decirle a esta persona lo que pensaba, terminé el bachillerato, conseguí entrar en el equipo, logré ese ascenso tan deseado…

El árbol de la autoestima es una buena técnica para evaluar en qué punto nos encontramos respecto a nosotros mismos, podemos ver si si nos resulta fácil o muy complicada llevarla a cabo, si realmente valoramos nuestros logros o si somos conscientes de todas las virtudes que tenemos. Tratar las cosas a mejorar lo haremos en otra ocasión, primero debemos tener una autoestima fuerte para poder enfrentarlas y conseguir la mejor versión de nosotros mismos.

Cómo creer en uno mismo

creerentiEn muchas ocasiones no luchamos por lo que queremos porque no creemos que seamos capaces de conseguirlo o porque tenemos miedo de fracasar en nuestras metas y esto a menudo es el resultado de no creer en nosotros mismos.

Creer o confiar en tí mismo es tener seguridad de ti, saber que eres valioso, que tienes mucho que ofrecer y que eres capaz de manejar cualquier situación que se te presente en la vida. Pero, ¿Cómo conseguirlo? Los siguientes consejos pueden ayudarte a tener más confianza en ti:

  • Quiérete por lo que eres. No trates de ser alguien distinto ni te sientas mal por tus defectos. Tú eres tú y no puedes ser ninguna otra persona. Podrías cambiar ciertas cosas de ti o mejorar en lo que consideres importante, pero no serás feliz si te fuerzas a ser alguien o algo que no eres.
  • Reconoce tus habilidades. Es probable que no las reconozcas de inmediato, pero ten por seguro que las tienes. Una manera de reconocerlas es observar aquello que te resulta fácil hacer o aquello por lo cual te halagan los demás. Cuando veas todo lo que haces bien, te sentirás más cómodo haciendo otro tipo de actividades.
  • Enfréntate a nuevos desafíos. Crea oportunidades para demostrarte a ti mismo que eres más de lo que actualmente crees que eres. En ocasiones, sentimos que no debemos hacer algo nuevo, porque nos podría salir mal. En lugar de ello, date la libertad de intentar hacerlo aunque te equivoques. Si nunca intentas cosas nuevas, nunca serás capaz de progresar.
  • Aprende de tus errores. En lugar de ver tus errores como fracasos, considéralos como oportunidades para aprender. Si te equivocaste una vez, te será más fácil saber qué tienes que hacer en la siguiente ocasión.
  • Habla con quienes te quieren. Si realmente te cuesta apreciar todo lo maravilloso de ti, siempre tendrás la posibilidad de hablar con alguien que te quiere. En ocasiones, nos cuesta ver nuestras virtudes, pero quienes nos quieren no tendrán problemas para hacerlo.
  • Ayuda a los demás. Al hacerlo tendrás una mejor perspectiva de tus capacidades y te ayudará a sentirte mejor contigo mismo.

“Todo es posible cuando crees en ti mismo”

Cómo fortalecer tu Autoestima

AutoestimaQuizá haya aspectos de tu vida o de tu forma de ser que te gustaría mejorar para tener un mayor bienestar y es posible que en alguna ocasión te hayas preguntado qué puedes hacer para conseguirlo. Desarrollar y fortalecer tu autoestima es un aspecto fundamental para sentirte mejor contigo mism@ y tener mejor calidad de vida.

Así, los siguientes consejos te ayudarán a fortalecer tu autoestima:

  • Tu autoestima depende de ti. Sólo tú manejas tus pensamientos, emociones y comportamientos. Los demás pueden apoyarte, darte cariño, ayudarte o criticarte pero no pueden determinar lo importante que puedes ser, a dónde puedes llegar, decidir por ti o cambiar tu capacidad de disfrutar.
  • Acéptate y quiérete tal y como eres. Reconoce y acepta tanto tus cualidades como tus defectos e intenta cambiar aquello que no te guste para mejorar como persona. No obstante, ten en cuenta que la perfección no existe, que es normal cometer errores y que lo más importante es aprender de los mismos.
  • Tén una actitud positiva. Todas las situaciones incluso las más difíciles tienen su parte positiva y saber encontrarla hará que tengas más ánimo y capacidad para buscar la mejor forma de solucionarlas.
  • Evita compararte con los demás. Tu autoestima no debe estar definida por lo que hayas logrado o vayas a lograr en comparación con lo que han logrado los demás. Cada persona es única, tiene sus propios objetivos y sus capacidades y habilidades son diferentes por lo que las comparaciones en estos casos no son adecuadas.
  • Combate el perfeccionismo. Si eres muy perfeccionista y exigente contigo mism@ nunca estarás conforme con lo que consigas. Ponerse metas es muy positivo, pero éstas han de ser reales y alcanzables. Recuerda que cada paso que se consigue es importante y hay que saber reconocerlo y premiarlo.
  • Evita las generalizaciones. Es fundamental aprender a ver cada situación de forma específica y no caer en el error de pensar que porque algo ha salido mal, todo va a salir mal.

 “Una buena autoestima es tu mejor arma para afrontar los obstáculos y desafíos de la vida”