Los Psico-Consejos de Isabel: Cómo castigar

psico-consejos

Cómo castigar de manera efectiva

  • Elija un castigo que realmente lo sea para su hijo, que reduzca la conducta no deseada o  disminuya la probabilidad de que se repita
  • Use el castigo con moderación, si lo usa muy a menudo el niño se habitúa y no es efectivo
  • Aplique el castigo en combinación con el refuerzo de conductas adecuadas.
  • No retrase el castigo, si lo va a castigar hágalo tan pronto como sea posible después de la mala conducta.
  • Explique siempre las consecuencias, el niño debe saber cuales son las conductas inadecuadas y lo que va a ocurrir si continúa perseverando.
  • Sea firme, el castigo debe darse siempre y en cada ocasión en que ocurra la conducta inadecuada.
  • No amenace en vano, no amenazar al niño con castigarle y luego no seguir adelante.
  • Dé una oportunidad para la buena conducta, para demostrar lo que ha aprendido.

 

 

Anuncios

Los Psico-Consejos de Isabel

 

psico-consejos

Cómo ayudar a un niño con tics

  • Asegúrese de que su hijo tenga tiempo libre para divertirse todos los días.

  • Si su niño es excesivamente autocrítico, elógiele más y recuérdele que debe ser un buen amigo de sí mismo.

  • Identifique y elimine las circunstancias que hacen que su hijo sienta presión.

  • No haga caso de los tics cuando se presentan.

  • No hable acerca de los tics cuando éstos no se presentan.

Mi hijo aún se hace pis

enuresis-600x577Llamamos Enuresisincontinencia urinaria a la emisión repetida de orina de manera involuntaria durante el día o en la cama por la noche. Para que sea considerado un problema debe producirse por lo menos dos veces al día durante un mínimo de tres meses consecutivos y en niños mayores de 4 años,  edad en la que se considera que ya son capaces de controlar su vejiga.

Entre las causas del problema suele estar el no haber aprendido bien a controlar la micción durante los primeros años de aprendizaje o el dormir profundamente y no despertarse cuando su vejiga se llena. A veces también puede estar relacionado con situaciones de estrés como la separación o divorcio de los padres, el fallecimiento de un familiar, el cambio de residencia, el nacimiento de un hermano, debido a accidentes e intervenciones quirúrgicas, ante abusos sexuales, hospitalizaciones, etc.

Algunas recomendaciones que los padres con niños que presenten este problema deben de tener en cuenta son las siguientes:

  • No prive a su hijo de la ingesta de líquidos para evitar la producción de orina.  El niño debe beber cuánto le pida el cuerpo y producir una cantidad de orina normal. Sólo así se acostumbrará a ejercitar su capacidad de retenerla.
  • No debemos de insistirle para que vaya al baño sin necesitarlo porque de esta manera no cogerá el hábito de acumular cierta cantidad de orina y retenerla, aunque sí es aconsejable que acuda al baño antes de acostarse, y si aún así sigue mojando la cama, se ha de despertarlo una vez, hacia la mitad de la noche, para que orine.
  • Es muy adecuado que el niño practique ejercicios que le ayuden a aumentar la capacidad de su vejiga. Cuando el niño tenga ganas de hacer pis, que vaya al cuarto de baño, se siente en la taza y retenga la orina durante 30 segundos. Una vez que haya empezado a orinar, le pediremos que contenga la orina unos segundos, varias veces.
  • Debemos de reforzar y alabar cada vez que consiga mantenerse seco durante el día o la noche.
  • Si aún así el problema no remite, no dude en consultarnos.

 

 

 

Cómo tomar una decisión

DecidirCuando nos encontramos ante una situación difícil en nuestra vida personal o laboral, tomar una decisión puede ser algo que nos cause estrés, ansiedad o desánimo. Por ello, en algunas ocasiones, evitamos tomar una decisión y preferimos enfocarnos en cosas que nos hacen sentir cómodos. Sin embargo, si no tomamos una decisión, el problema seguirá ahí y  no nos permitirá progresar.

En general, las razones por las que nos cuesta tanto decidir son:

  • El Miedo de equivocarnos y tomar una mala decisión. Sin embargo, la opción perfecta no existe y que el verdadero fracaso es no decidir.
  • La inseguridad. Creemos que antes de tomar una decisión se deben saber todas las posibles consecuencias y opciones pero no siempre se pueden conocer todas y decidir es afrontar la incertidumbre sobre cual será el resultado de nuestras decisiones.
  • La falta de hábito. Si no estamos acostumbrados a tomar decisiones nos costará aún más hacerlo. Por ello, para ejercitarnos podemos tomar decisiones sencillas (a qué restaurante ir, qué ropa ponernos…) pero con frecuencia.

Así, ¿Qué pasos podemos seguir para tomar un decisión?

  • Define tus objetivos. Define exactamente cuáles son los objetivos que quieres conseguir frente a tu decisión y ordénalos por importancia.
  • Busca alternativas. Escribe todas las opciones que tienes sin valorarlas.
  • Valora las consecuencias. Escribe las posibles consecuencias positivas y negativas de cada una de las alternativas.
  • Evalúa las posibilidades. Evalúa las consecuencias positivas y negativas de cada opción y quédate con las opciones que más beneficios te den y menos desventajas ocasionen en base al objetivo que quieres lograr.
  • Mitiga las consecuencias negativas. Piensa en todas las posibles consecuencias negativas y escribe las diversas formas que puedes mitigarlas o eliminarlas.
  • Toma la decisión. En base a todos los pasos anteriores, elije la mejor opción de todas y una vez que has decidido, evita mirar atrás ni reevaluar las decisiones hasta que hayas puesto en practica la decisión tomada.

“Decidir es darle la dirección que quieres a tu vida”

Cómo conseguir tus propósitos este año

New Year's ResolutionsCon el inicio del Año Nuevo suele ser habitual plantearse Propósitos, Metas u Objetivos con la intención de cambiar o modificar aquellos comportamientos o actitudes que no nos gustan de nosotros mismos. Sin embargo, la mayoría de esos propósitos suelen quedarse año tras año en sólo buenas intenciones.

Son muchas las razones por las cuales abandonamos nuestros propósitos antes de cumplirlos, aunque entre los errores más comunes habrían de destacar los siguientes:

  • Elaborar una larga lista de Propósitos.
  • No estar lo suficientemente motivado en conseguir el objetivo.
  • Plantearse Metas u objetivos poco definidos y muy generales.
  • Ausencia de un plan y de un periodo de tiempo para lograr conseguir el objetivo.
  • Dilatar el inicio de los cambios, esperando encontrar el momento perfecto.
  • No tener en cuenta los pequeños progresos y estancarse en los retrocesos.
  • Pensar en el éxito como una cuestión de “todo o nada”.
  • No confiar en las posibilidades de uno mismo.
  • Dificultad para incorporar los cambios a nuestra rutina o estilo de vida.

Por ello, si quieres que este Año sea diferente,  sigue los siguientes Consejos que te ayudarán a Conseguir tus propósitos:

  • Concentra toda tu atención y energía en un propósito, cuando ya hayas conseguido ese objetivo, puedes plantearte otro.
  • Elige un propósito que sea importante para ti o que realmente te interese conseguir y no te dejes llevar por metas impuestas por otras personas.
  • Define y concreta tu propósito de forma realista.
  • Analiza tu propósito y divídelo en pequeños cambios o acciones graduales que puedas ir cumpliendo diariamente y que finalmente te lleven a conseguir tu objetivo.
  • Piensa cuanto tiempo vas a necesitar para realizar los cambios y señala en el calendario una fecha para conseguir tu propósito.
  • Comienza a hacer cambios en este momento.
  • Aprende de los retrocesos modificando o cambiando aquello que no funciona para hacer más probable que consigas tu propósito.
  • Elige una estrategia que te ayude a recordar tu propósito de vez en cuando para mantenerte motivado en conseguirlo.
  • Incorpora los cambios a tu rutina o estilo de vida para conseguir mantenerlos.
  • Auto-Refuérzate por el esfuerzo y la implicación en tu propósito.

“Recuerda que Confiar en ti mismo y tus capacidades es la base para

conseguir tus propósitos”

Cómo evitar conflictos familiares en Navidad

descargaSe acerca la Navidad, una época que propicia los contactos con la familia, la propia y la política, en la que no siempre es fácil evitar los conflictos, sobre todo cuando existen tensiones previas.

Las discusiones pueden surgir por muchas razones, ya sea porque compitan contigo por tu pareja, porque se inmiscuyan en vuestras decisiones, etc. No obstante, por encima de todo debe de estar tu pareja y el deseo de que ésta disfrute de su familia.

Por ello, los siguientes consejos te ayudarán a preservar la relación con tu pareja y a evitar conflictos familiares en Navidad:

  • Alcanza acuerdos con tu parejaAlgunas parejas llegan a acuerdos implícitos y sin darse cuenta van organizando las relaciones con sus respectivas familias. Pero, en otras ocasiones, puede ser necesario hablar con tu pareja y tomar decisiones en las que ambos os sintáis a gusto.
  • Valora a ambas familias. No sobrevalores a tu familia ni infravalores a la del otro y reconoce que ninguna es mejor que otra ya que ambas tienen aspectos positivos y limitaciones.
  • Se flexible. Intenta aceptar y comprender las costumbres navideñas, educación y estilo de vida de tu familia política porque de esta manera respetarás las raíces de tu pareja.
  • Pon límites. Una vez que la pareja haya acordado el tipo de relación que desea establecer con sus familias, será necesario aclarar a los padres y suegros hasta qué punto pueden participar en los temas de la pareja. Conviene que cada miembro hable con su familia de origen y aclare que la pareja valora su opinión pero que hay temas en los que no deben ni desean que se involucren.
  • Evita discusiones con la familia política. Si alguna actitud de tu familia política te molesta o incomoda, habla con tu pareja antes de crear un conflicto. Procura que sea tu pareja la que trate de comunicar a su familia la necesidad de que cambien determinadas actitudes o comportamientos con respecto a ti.
  • Respeta la relación de tu pareja con su familia. Si no es posible una relación armoniosa, al menos intenta conceder a tu pareja libertad para que tenga la relación que desea tener con su familia.

Una buena relación con las familias de ambos enriquecerá la relación con tu pareja y evitará tensiones, discusiones o problemas.

Cómo superar un desamor

RupturaamorosaHoy en día, las personas tenemos muchas más probabilidades que antes de tener varias parejas de cierta duración a lo largo de nuestra vida por lo que tenemos que afrontar y superar el desamor, algo que no es fácil ni siquiera cuando el amor se ha esfumado o cuando la convivencia es imposible.

En las relaciones de pareja no hay un culpable y un inocente sino relaciones que funcionan y que no funcionan, y cuando una relación no funciona lo más lógico e inteligente es separarse de esa persona y superar la ruptura. Pero, ¿Cómo afrontar y superar el desamor?

Los siguientes consejos te ayudarán a superar una ruptura:

  • Asume el dolor que produce el desamor. Cuando se produce una ruptura es normal sentir dolor por el vacío que la persona con la que has compartido tiempo y momentos deja en tu vida, incluso cuando la separación es algo deseado para ambos. Piensa que tienes que adaptarte a tu nueva situación y que eso requiere un tiempo. Sigue con tu vida y poco a poco te irás sintiendo mejor.
  • Rodéate de gente que te quiere. Aunque quizá te apetezca estar sol@, en este momento no es bueno que te aísles de tus seres queridos ni dejes de hacer las actividades que te gustan. Mantenerte activ@ te ayudará a superar la situación.
  • Valora de forma objetiva la relación. Cuando una relación se termina, tendemos a reflexionar sobre ella. Tómate un tiempo para pensar en todo lo bueno que has vivido y en los momentos inolvidables de la relación y valora objetivamente los aspectos menos agradables, ya que éstos te permitirán aprender. Procura no guardar rencor por aquello que no te ha gustado ya que te impedirá pasar página y reponerte de la situación.
  • Piensa en tí mism@ y cuídate. Es el momento de que pienses en tí, reflexiones sobre cómo eres y qué te gustaría hacer e Inviertas tiempo en conocerte mejor, mimarte, valorarte y cuidarte. Ser feliz con uno mism@ es un paso previo para ser feliz en pareja.
  • Piensa en el futuro de forma positiva. El hecho de que la anterior relación no haya ido como esperabas y se haya terminado, no significa que nunca vayas a encontrar una persona con la que compartir tu vida, sino únicamente indica que esa no era para ti. Por suerte, no todos los hombres y mujeres somos iguales y, en muchas ocasiones, el amor llega en el momento menos esperado y sin buscarlo.