Día Mundial de la Felicidad: Ser inconformista te hace sentirte infeliz

mujer-pensando-triste-amargadaEn ocasiones, es normal sentir que nuestra vida no sucede como nosotros habíamos imaginado, quizá porque nuestras expectativas eran poco realistas o porque simplemente estamos pasando por un mal momento.

No obstante, hay que tener en cuenta que tan peligroso es tener una postura conformista ante la vida, sin ninguna aspiración por mejorar, como vivir en un constante inconformismo, en el que las cosas nunca suceden como uno quisiera.

Pero, ¿Qué significa tener una Postura Inconformista? Significa no estar a gusto en ninguna situación y desear que las cosas ocurrieran siempre de otra forma, aunque la manera en la que suceden no fuera tan desafortunada.

Esta postura negativa ante la vida nos conduce inevitablemente a un estado permanente de tristeza, malestar, frustración, enfado, dolor y rabia por no poder alcanzar nuestros deseos en ninguna circunstancia.

Por ello, si eres una persona que tiende a tener una postura inconformista ante la vida te propongo que pongas en práctica los siguientes Consejos para aprender a disfrutar de tu vida:

  • Vive el presente: Céntrate en el aquí y en el ahora y disfruta de ese momento como si fuera el último,  sin preocuparte por lo que ya pasó o por lo que pasará.
  • Aprende a valorar lo que tienes: A menudo, es tan natural tener lo que es realmente importante que no logramos otorgarle el valor que merece. Por ello, piensa qué es importante e imprescindible en tu vida y comienza a valorarlo.
  • Plantéate metas alcanzables: En ocasiones, la imposibilidad de alcanzar las metas no tiene tanto que ver con la incapacidad para hacerlo, sino con una mala formulación de los objetivos. Para que tus metas sean alcanzables, procura que éstas sean concretas, se puedan medir y puedan ser cumplidas en un periodo de tiempo definido.
  • Sustituye las quejas por motivación: Si realmente hay algo en tu vida que no te gusta, no te quedes en la queja e invierte esa energía en motivación, iniciativas o pequeños cambios que puedan ayudarte a mejorarla.
  • Cambia los pensamientos negativos por otros más positivos: Empieza a prestar atención a las cosas buenas que suceden en tu vida y sé más positiv@.

 “La paloma protesta contra el aire, sin darse cuenta de que es lo único que le permite volar” Johann W. Goethe

Anuncios

¿Por qué no soy feliz en Navidad?

navidadLa Navidad es una época del año llena de tradiciones en la que se espera que todas las celebraciones sean perfectas, todas las personas se reencuentren con sus familiares, disfruten de su compañía y sean felices. Sin embargo, a veces, la realidad puede ser algo distinta.

Muchas personas viven estas fechas con estrés, ansiedad, angustia, frustración o tristeza. Entre las Causas que pueden motivar la aparición de estos sentimientos o emociones se encuentran las siguientes:

  • Expectativas Altas sobre la Navidad. Cuando pensamos en La Navidad, en nuestra mente se activan una serie de eventos, celebraciones o reuniones cargadas de ilusión, entusiasmo y felicidad. Cuanto más elevadas son nuestras expectativas, menos ajustadas estarán a la realidad y más riesgo existirá de que nos sintamos frustrados o angustiados por no haberlas cumplido.
  • La Planificación de las Fiestas. Durante las semanas previas a la Navidad se han de tomar decisiones sobre dónde se celebran las fiestas, qué se prepara para comer, qué regalos se van a comprar… y se han de realizar los preparativos, circunstancias que pueden generar estrés y/o desacuerdos familiares.
  • Extrañar a un ser querido. Las Navidades pueden ser un periodo en el que más se perciba la ausencia de un ser querido por ser un momento en el que se activan recuerdos de vivencias compartidas con esa persona en fechas señaladas.
  • Conflictos Familiares no resueltos. La Navidad puede ser un momento en el que se reúnan familiares con poca vinculación afectiva o con conflictos que no se han resuelto, con la posibilidad de que se produzcan discusiones facilitadas por el alcohol.
  • Valoración del año. El fin de año es un momento en el que las personas reflexionamos sobre los éxitos y fracasos alcanzados y nos comprometemos con nuevas metas con el inicio del año siguiente. Valorar cómo ha sido el año puede generar bienestar y reconocimiento, pero también frustración y tristeza.

Tener en cuenta algunos Consejos puede hacer que disfrutes más de la Navidad:

  • Piensa en la Navidad como en una época más del año, sin otorgarle más importancia que a otras fechas.
  • Planifica con tiempo los preparativos navideños para evitar sentir estrés o la ansiedad.
  • Negocia para alcanzar acuerdos sobre las decisiones que se han de tomar.
  • Establece la comunicación con tus familiares y resuelve los conflictos pendientes antes de Navidad.
  • Si la celebración tradicional de la Navidad te trae recuerdos que te hacen sentir nostalgia, celebra las fiestas de forma diferente.
  • Valora tus  esfuerzos y tu trabajo realizado durante el año aunque no hayas alcanzado tus metas ya que habrá más oportunidades para conseguirlas.

“Y No olvides que…Todos los días son importantes en tu Vida”

Hazte cargo de tus emociones, elige sentirte bien

descargaMe imagino que ya eres consciente de que hay una pregunta que todos los días nos hacemos a nosotros mismos y que también nos hacen los demás, y ésta es: ¿Qué tal Estás? o ¿Cómo te Va?. Al parecer, Existen muchas razones para hacer esta pregunta, como ser educados, interesarse por los demás, obtener información rápida, etcétera. Aunque, en mi opinión, el motivo más destacable para realizarla es la importancia que todos otorgamos a cómo nos sentimos en cada momento.

Es posible que una de tus metas en la vida sea que no haya circunstancias o momentos difíciles, aunque esta meta es imposible de alcanzar. Irremediablemente, La vida se compone de circunstancias o momentos “buenos” y “no tan buenos” y Todos ellos son necesarios para construir lo que somos. Por eso, te recomiendo que disfrutes al máximo de los momentos “buenos” y que afrontes y/o resuelvas las circunstancias “no tan buenas” de tu vida. Lo cierto es que no podemos elegir Las circunstancias de nuestra vida, pero sí podemos “hacer algo” con cómo nos sentimos respecto a las mismas, algo con nuestros pensamientos, emociones y comportamientos.

Todos pensamos que las circunstancias de nuestra vida son la causa de nuestros pensamientos, emociones y comportamientos; pero en realidad, somos nosotros mismos los que elegimos qué pensamos, cómo nos sentimos y cómo actuamos en cada momento. Veámoslo en un ejemplo, quizá cuando eras un niño llorabas cuando un amigo no te dejaba un juguete y decías: “lloro porque mi amigo no me deja el juguete”, pero eso no era cierto, llorabas porque así lo habías decidido, también pudiera ser que dejarás de jugar con tu amigo, le pegarás o le intentarás convencer para que te dejara su juguete. Es decir, en cada circunstancia vital hay Muchas alternativas disponibles y eres tú el que decide cuál elegir en cada momento.

Por todo esto, te recomiendo que seas valiente y te “hagas cargo” de tus pensamientos, sentimientos y comportamientos, para así, poder tener la oportunidad de elegir sentirte bien en cada momento. Porque si de algo estoy segura es de que elegir sentirse bien es el ingrediente principal de la felicidad.

“Si quieres ser feliz, disfruta de los momentos buenos de tu vida y afronta y/o resuelve los momentos no tan buenos”

“Se valiente y hazte cargo de tus pensamientos, sentimientos y comportamientos para poder elegir siempre sentirte bien”

El secreto de la felicidad

felicidadQuizá, a muchos de nosotros nos gustaría conocer el secreto de la felicidad, saber qué podemos hacer para estar más felices, contentos y satisfechos con nuestras vidas.

Algunos de nosotros cuando buscamos la felicidad miramos al pasado, lamentando las oportunidades perdidas o los errores cometidos, sintiéndonos culpables por no haber actuado de otra manera y pensando que, si lo hubiéramos hecho, ahora seríamos felices. Otros, tendemos a mirar hacia al futuro, pensando en lo que no tenemos y deseamos tener y en cómo conseguir ese objetivo nos haría ser felices.

En muchas ocasiones, se piensa en la felicidad como en una cuestión de todo o nada y en ser o estar feliz como la meta a alcanzar o el resultado por conseguir; sin embargo, la felicidad admite grados y ser feliz no es el destino sino un camino a seguir en el presente.

Por ello, la felicidad se compone de momentos diarios agradables y depende de la capacidad de la persona para percibirlos, identificarlos, valorarlos y disfrutar de ellos. Así, algunos momentos cotidianos que nos aportan felicidad serían los siguientes:

  • Pasar tiempo con alguien que quieres
  • Ayudar a alguien que lo necesita o realizar una buena acción
  • Finalizar la jornada de trabajo habiendo cumplido con los objetivos
  • Una caricia, un abrazo o un beso de alguien que quieres
  • Un momento de tranquilidad
  • Hacer algo que te gusta
  • Respirar el aire puro
  • Reencontrarte con alguien que hace mucho tiempo que no ves
  • El amanecer de un día soleado
  • Acostarse cuando se está muy cansad@
  • Recibir un piropo o un elogio de alguien
  • Un momento de risa
  • Una buena comida en buena compañía
  • Ver llover desde la ventana
  • Mirar fotos que hace tiempo no ves
  • Una celebración

Comienza a valorar esos momentos diarios que te hacen sentirte bien porque el secreto de la felicidad depende de la capacidad de cada persona para disfrutar de lo cotidiano.