¿Por qué no soy feliz en Navidad?

navidadLa Navidad es una época del año llena de tradiciones en la que se espera que todas las celebraciones sean perfectas, todas las personas se reencuentren con sus familiares, disfruten de su compañía y sean felices. Sin embargo, a veces, la realidad puede ser algo distinta.

Muchas personas viven estas fechas con estrés, ansiedad, angustia, frustración o tristeza. Entre las Causas que pueden motivar la aparición de estos sentimientos o emociones se encuentran las siguientes:

  • Expectativas Altas sobre la Navidad. Cuando pensamos en La Navidad, en nuestra mente se activan una serie de eventos, celebraciones o reuniones cargadas de ilusión, entusiasmo y felicidad. Cuanto más elevadas son nuestras expectativas, menos ajustadas estarán a la realidad y más riesgo existirá de que nos sintamos frustrados o angustiados por no haberlas cumplido.
  • La Planificación de las Fiestas. Durante las semanas previas a la Navidad se han de tomar decisiones sobre dónde se celebran las fiestas, qué se prepara para comer, qué regalos se van a comprar… y se han de realizar los preparativos, circunstancias que pueden generar estrés y/o desacuerdos familiares.
  • Extrañar a un ser querido. Las Navidades pueden ser un periodo en el que más se perciba la ausencia de un ser querido por ser un momento en el que se activan recuerdos de vivencias compartidas con esa persona en fechas señaladas.
  • Conflictos Familiares no resueltos. La Navidad puede ser un momento en el que se reúnan familiares con poca vinculación afectiva o con conflictos que no se han resuelto, con la posibilidad de que se produzcan discusiones facilitadas por el alcohol.
  • Valoración del año. El fin de año es un momento en el que las personas reflexionamos sobre los éxitos y fracasos alcanzados y nos comprometemos con nuevas metas con el inicio del año siguiente. Valorar cómo ha sido el año puede generar bienestar y reconocimiento, pero también frustración y tristeza.

Tener en cuenta algunos Consejos puede hacer que disfrutes más de la Navidad:

  • Piensa en la Navidad como en una época más del año, sin otorgarle más importancia que a otras fechas.
  • Planifica con tiempo los preparativos navideños para evitar sentir estrés o la ansiedad.
  • Negocia para alcanzar acuerdos sobre las decisiones que se han de tomar.
  • Establece la comunicación con tus familiares y resuelve los conflictos pendientes antes de Navidad.
  • Si la celebración tradicional de la Navidad te trae recuerdos que te hacen sentir nostalgia, celebra las fiestas de forma diferente.
  • Valora tus  esfuerzos y tu trabajo realizado durante el año aunque no hayas alcanzado tus metas ya que habrá más oportunidades para conseguirlas.

“Y No olvides que…Todos los días son importantes en tu Vida”

Anuncios

Cómo evitar conflictos familiares en Navidad

descargaSe acerca la Navidad, una época que propicia los contactos con la familia, la propia y la política, en la que no siempre es fácil evitar los conflictos, sobre todo cuando existen tensiones previas.

Las discusiones pueden surgir por muchas razones, ya sea porque compitan contigo por tu pareja, porque se inmiscuyan en vuestras decisiones, etc. No obstante, por encima de todo debe de estar tu pareja y el deseo de que ésta disfrute de su familia.

Por ello, los siguientes consejos te ayudarán a preservar la relación con tu pareja y a evitar conflictos familiares en Navidad:

  • Alcanza acuerdos con tu parejaAlgunas parejas llegan a acuerdos implícitos y sin darse cuenta van organizando las relaciones con sus respectivas familias. Pero, en otras ocasiones, puede ser necesario hablar con tu pareja y tomar decisiones en las que ambos os sintáis a gusto.
  • Valora a ambas familias. No sobrevalores a tu familia ni infravalores a la del otro y reconoce que ninguna es mejor que otra ya que ambas tienen aspectos positivos y limitaciones.
  • Se flexible. Intenta aceptar y comprender las costumbres navideñas, educación y estilo de vida de tu familia política porque de esta manera respetarás las raíces de tu pareja.
  • Pon límites. Una vez que la pareja haya acordado el tipo de relación que desea establecer con sus familias, será necesario aclarar a los padres y suegros hasta qué punto pueden participar en los temas de la pareja. Conviene que cada miembro hable con su familia de origen y aclare que la pareja valora su opinión pero que hay temas en los que no deben ni desean que se involucren.
  • Evita discusiones con la familia política. Si alguna actitud de tu familia política te molesta o incomoda, habla con tu pareja antes de crear un conflicto. Procura que sea tu pareja la que trate de comunicar a su familia la necesidad de que cambien determinadas actitudes o comportamientos con respecto a ti.
  • Respeta la relación de tu pareja con su familia. Si no es posible una relación armoniosa, al menos intenta conceder a tu pareja libertad para que tenga la relación que desea tener con su familia.

Una buena relación con las familias de ambos enriquecerá la relación con tu pareja y evitará tensiones, discusiones o problemas.

Una Navidad diferente.

La Navidad es una buena oportunidad para fomentar valores en los más pequeños. Es importante hacerles ver que la finalidad de esta época no es únicamente obtener regalos, sino que es la oportunidad que brinda el año a la mayoría de las personas de poder disfrutar de tiempo con sus seres queridos.

Os ofrecemos unos consejos para que nuestros niños aprendan a percibir la Navidad sin asociarla únicamente a lo material.

  1. Tiempo en familia: pasear por las calles iluminadas, acudir a una obra de teatro, jugar juntos en casa, ver una película navideña, hacer manualidades navideñas… es una época ideal para crear tradiciones y transmitirlas a nuestros hijos.
  2. La carta a los Reyes: es bueno guiarles, indicarles que no pueden excederse pidiendo, porque todos los niños tienen que recibir regalos y no pueden acaparar demasiados. 3 puede ser un buena cifra… así mismo es positivo animarles a pedir algo para los demás (hermanos, papás, abuelos…) y que finalicen su carta con un deseo que no implique algo material.
  3. Cultura e historia: puede resultarles interesante saber el por qué se coloca el árbol de Navidad, el significado de la Estrella, qué representa el Belén…
  4. Solidaridad: anímales a que colaboren en campañas de recogida de juguetes o alimentos. Es una buena época para que sean conscientes de que no todos los niños tienen la misma suerte.
  5. Colaborar: todos los miembros de la familia, en función de su edad, pueden participar de una u otra manera en la decoración navideña o en la preparación de la cena por ejemplo.
  6. Compartir: anímales a estrenar su regalo jugando con otros niños o con sus hermanos o primos.
  7. Educación: debemos aprovechar las reuniones familiares y de amigos en las que estén los niños para que sean conscientes de la importancia de respetar, ser amable y agradecido. Es mejor dejar las pequeñas disputas familiares para otro momento.
  8. Tolerancia: podemos aprovechar estas fechas para enseñarles la diversidad de fiestas que existe en el mundo. Pueden aprender que cada cultura celebra de modo diferente estas fechas y que todas resultan interesantes y se deben respetar.

arbol-navidad-foto-istockphotos_claima20161129_0264_28