¿Siempre con preocupaciones y pensamientos negativos? Puedes tener TAG

En el día a día pueden surgir situaciones complicadas que nos pongan tensos o nos hagan sentir superados, podemos sentir ansiedad justo antes de una reunión de trabajo importante, al iniciar un nuevo proyecto, al acudir al hospital para una operación, etc.

El Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG) consiste en experimentar ansiedad de forma constante, no sólo en momentos puntuales o ante una determinada situación, y en tener pensamientos negativos y escasa confianza en nosotros mismos.

Las personas que presentan TAG se sienten inseguras sobre las tareas que realizan, preguntan a las personas de su alrededor si creen que lo que han hecho es adecuado, a menudo se preocupan por lo que piensen los demás sobre ellos, ante una situación concreta piensan en el peor escenario posible y presentan sintomatología física (sudoración, diarrea, vómitos, taquicardias…).

Es posible tratar este trastorno modificando los pensamientos negativos, a través de técnicas de relajación o trabajando la autoestima. Nuestra psicóloga Isabel Menéndez nos da una serie de consejos en el vídeo para poder atajar el TAG y conseguir que la ansiedad deje de gobernar nuestra vida.

Agorafobia: miedo al miedo

La agorafobia es un trastorno de ansiedad y la persona que lo padece teme situaciones reales o anticipadas en las que podría tener un ataque de pánico o sentirse atrapado, indefenso o, incluso, sentir vergüenza. Por ejemplo, una persona puede evitar subirse a un avión por si tiene un ataque de pánico y no hay un médico o personal sanitario que pueda atenderle.

Nuestra psicóloga Isabel Menéndez Benavente nos explica detenidamente en qué consiste este trastorno y algunos consejos que pueden ser de gran utilidad para las personas que lo padecen.

Qué hacer si tienes un miedo intenso

MiedosyfobiasDesde la niñez, todas las personas hemos experimentado en algún momento miedo hacia algo. Sentir Miedo es una respuesta normal y adaptativa cuando se desencadena ante un peligro real y con una intensidad proporcionada al mismo. Sin embargo, cuando nuestros miedos no cumplen alguna de estas condiciones podríamos estar ante una Fobia.

La Fobia es un miedo o temor intenso e irracional hacia algo que representa poco o ningún peligro real y que interfiere significativamente en nuestra vida, generando algunos síntomas como palpitaciones, sensación de presión en el pecho, respiración agitada, dolor de cabeza, temblores, sequedad en la boca, tensión muscular, pérdida o aumento de apetito, problemas para dormir y cursos de diarrea y estreñimiento, entre otros.

Existen muchos tipos de Fobias, dependiendo de cuál sea el estímulo que produce el miedo, aunque entre las más comunes suelen estar el temor a las alturas o acrofobia, a los lugares públicos o agorafobia, a los espacios cerrados o claustrofobia, a situaciones sociales cotidianas o Fobia Social, a los túneles, a conducir en autopistas, al agua, a volar, a los animales y a la sangre.

Sean del tipo que sean, las Fobias tienen algo en común, y es que la persona hace interpretaciones tremendistas, catastróficas y negativas que anticipan amenazas que no lo son en la realidad. Por ello, la mayoría de las personas tratan de evitar el contacto con el estímulo que le produce temor, manteniendo así el miedo en el tiempo al no concederse la oportunidad de exponerse al estímulo y comprobar que efectivamente éste no supone un riesgo real.

Así, si crees que puedes tener una Fobia, te aconsejo que hagas uso de las siguientes Estrategias:

  • Trata de exponerte gradualmente al estímulo que te produce el miedo hasta que la intensidad del temor se vaya reduciendo progresivamente. Esto te permitirá experimentar por ti mismo que ante él no te ocurre nada malo.
  • Cambia la forma de interpretar las situaciones que te producen temor por otras más realistas y positivas.
  • Aprende a disminuir tu nerviosismo o ansiedad, buscando un lugar tranquilo, respirando profundamente, tensando y relajando diferentes grupos musculares o imaginando que te encuentras en un lugar en el que te guste estar.
  • Solicítanos ayuda, disponemos de conocimientos y de las últimas tecnologías en lo que a realidad virtual se refiere.

“Aprende a interpretar y manejar tus miedos y no permitas que

éstos controlen tu vida”